lunes, 14 de enero de 2013

De cómo la reencarnación pasa a ser renacimiento...

Cuando he empezado a escribir este nuevo blog, he pensado que quizás en otro tiempo pude ser un escriba que escribiera un blog. Y puede ser que ese blog se llamara casualmente "El manuscrito Zen". Y es posible, y sólo digo que hay una posibilidad entre un millón de que ese blog tuviera una serie de seguidores que hallaran en ese lugar un momento de paz, de serenidad.
Y tal como creen los Budistas tibetanos, es posible que yo fuera un tipo parecido -si no igual- al tipo que soy ahora, y que mi interés por este blog fuera el de reafirmar mi práctica, desmitificando lo que he llegado a llamar "La orientalidad esotérica".


Y en esa reencarnación tibetana, mi pasado blog andaría por tiempo indefinido en el "Bardo", que es una zona intermedia entre la vida y la muerte.
Entonces, "en el momento adecuado" surge una fuerza creadora aquí, en este momento, en este tiempo, de mano de un humilde escriba, que de forma espontánea empieza a escribir un blog llamado "El manuscrito Zen"...
Y la palabra reencarnación empieza a perder sentido, por que no hay cambio de carne, y el concepto empieza a fundirse, a disolverse hasta que, de forma clarificadora aparece la palabra RENACIMIENTO con fuerza, sin diferenciar entre vida o muerte, sólo entre sucesos.
Así pues, navegante, te encuentras en este lugar. Un lugar RENACIDO.
Pero siendo así, tal como fué, hay un escriba, una pluma para escribir y una idea que plasmar.
Los adjetivos dejan lugar a los verbos. Los clichés dejan paso a algo que sigue "aconteciendo".

BIENVENIDO.

----------------------------------------------------------------------------------------------------


14 comentarios:

  1. Rebienvenido, es un placer volver al manuscrito Zen
    un abrazo de nuevo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me encanta. Es un honor estar aquí
    _/\_

    ResponderEliminar
  3. Un abrazo y espero que sea tan gratificante como fué... Aunque diferente. Siempre es diferente.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu invitación. Últimamente no logro ponerme de seguidor en ningún blog, tengo un problemilla con la contraseña, ne se que pasa... pero lo haré cuando lo tenga resuelto amigo :)

    Enhorabuena por este nuevo espacio de Paz.

    Un fuerte abrazo, Marcos

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena!!!
    Me gusta y sobre todo me gusta Renacer- Renacimiento..
    Te seguiré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Interesante perspectiva en terminos del renacimiento....seguiremos leyendote...un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, te conocí en tu anterior manuscrito y aprendí...
    Esta vez tambien será así, de nuevo otra vez, aquí.. para estar..
    Gracias

    Carmeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Carmeta, gracias por estar. Todos aprendemos en este lugar. Un abrazo.

      Eliminar
    2. ¡Enhorabuena!, por este blog que ¡seguro!, nos reforzarà en cosas que ya conocemos,otras se completaran pues no estàn bien aprehendidas, fijadas. Y nos aportarà otros aspectos de esta inmensa Realidad polièdrica, que nos abrirà a nuevos horizontes.¡Gracias!Un abrazo grande.

      Eliminar
    3. Hola Maikeru, me olvidè de identificarme, en mi comentario anterior.Fernando Magdalena.

      Eliminar
    4. Hola Fernando, bienvenido. Gracias por el comentario, espero tenerte por aquí y exprésate como quieras, eso hará que este sitio se enriquezca. Un abrazo.

      Eliminar