miércoles, 1 de enero de 2014

"No basta con serlo, hay que parecerlo"

Esta primera entrada de este dia 1 de enero de 2014, sirve entre otras cosas para deciros que este lugar vuelve a ponerse en marcha, para realizar el vano intento de explicar lo que únicamente puede ser experimentado. Así pues, HOLA.

-------------------------------------------------------

Y esta primera entrada quiere ser un homenaje a todas esas personas que se implican socialmente en ayudar a otras. No importa si es una asociación contra el cáncer o discapacitados, si la ayuda o colaboración del tipo que sea llega a las mujeres maltratadas, a la lacra del paro y la injusticia social que azota nuestro país (España) u otros países. Las plataformas anti-deshaucio, las O.N.G o símplemente las personas que se echan a la calle a protestarle a un gobierno exento de compasión, humildad, empatía... y que abandera una de las lacras anticulturales más aplastantes desde hace dos mil años y pico... La iglesia católica.

Y demos las gracias a todas esas personas que TANTO PÚBLICAMENTE COMO DE FORMA ANÓNIMA están colaborando a que el mundo sea un poco más "mundo".

Y después de dar las gracias, he de hablar irremediablemente de aquellas personas que llevan su ego y abanderamiento, en definitiva, que basan su "yo" en la ayuda a los otros, aireando dichas ayudas en redes sociales, televisión (las personas populares) o marcas comerciales, etc...

El mismo estado compasivo hemos de tener hacia esas personas como hacia las que padecen lacras o miserias, a mi entender. Hay una diferencia fundamental entre los que colaboran en proyectos o ayudan a otros de forma anónima y los que no, y de esto trata esta primera entrada del año.
La verdadera naturaleza humana, esa naturaleza esencial que no tiene un "yo" como respuesta, es acción pura y no se brinda a espectáculos, sólo "aquí y ahora" ejerce la acción, la ayuda a la otra persona que es "eso mismo", sin distinción entre "yo" y "otro". Lo demás, aunque es de agradecer para quien recibe la ayuda y eso es esencial, desde un punto de vista transpersonal, es el círculo vicioso que se repite una y otra vez.
Es cierto amigo, hay una diferencia entre el que lo airea y el que, simplemente actúa.
Y la diferencia no es de origen social, ni siquiera personal. La diferencia es que el que lo publicita DENOSTA al anónimo.

Pero claro, tres cojones le importa al anónimo.

----------------------------------------------------------------------------------------



7 comentarios:

  1. Esto es un buen comienzo de año. Qué gusto volver a leerte amigo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ver este año que nos enseña, amiga...

    ResponderEliminar
  3. Bien Maikeru,!!! todo un placer volver a leer tus palabras. Feliz año ante todo y gracias por existir..
    El primer escrito del año, lo que cuentas, cuánta razón,me encuentro con personas que hacen cosas por los demás, en concreto una, que agrupa y recoje alimentos, mantas, juguetes para los perros y, una vez recojido todo lo cuelga en la red social más famosa que existe en éste momento alardeando como triunfo de todo lo conseguido viendo los respectivos comentarios de la gente que la veneran como una diosa, ah!! y si no escribes algo en su muro reconociendo lo que hace, te manda un mensaje por privado diciendo que porque no escribo nada comentando lo que ha hecho...!!!
    La conozco personalmente de muchos años,cuando las dos estabamos embarazadas de nuestras hijas, aunque gracias a esta misma red social nos ha alejado y nos ha puesto en la distancia distintos caminos, pero lo que ella hace y es todo un merito para los perros, hay otras persona anónimas que también lo estan haciendo, en su tiempo libre, se dedican a ir a perreras y sacar a los perros a correr por las montañas, ha cuidarlos hasta que son adoptados, se mantienen en el anonimato sin colgar nada en las resdes sociales, parece que todo lo que hagas hoy en día si no lo proclamas por la red, ya no eres nadie...
    Un abrazo..!!!
    Gracias amigo...

    ResponderEliminar