martes, 28 de enero de 2014

Todos estamos despiertos.

En el Budismo, el tema del despertar es un denominador común en todas las escuelas o tradiciones pues es en definitiva lo que ocurre cuando se realiza la solución que propone Siddharta, convertido ya en un Buda, para que la rueda del Samsára cese su girar y los seres dejen a un lado su frustración.

Todo individuo que está frustrado -o que es ignorante de esa frustración- puede practicar dicha solución, permanecer con la mente en la vía media, con ecuanimidad y paz, practicando la plena atención en todas las situaciones sin llegar a la obsesión (por eso se llama vía media), y conseguirá el ansiado despertar, el Nirvana o fin de las reencarnaciones. En el Budismo Zen el concepto queda más centrado en el "ahora" y se le llama Satori.

Pero el despertar es un fin que hay que alcanzar, un camino que hay que seguir para terminar con la frustración, y eso compite con la vía media y se llega a una paradoja, la paradoja a la que todo practicante llega. ¿Cómo podemos aceptar que buscamos el despertar, cuando no hay "nada que buscar"?



Pero yo me hago una pregunta que cambia este panorama complejo, y facilita la práctica y a su vez su comprensión. ¿Y si todos estamos ya despiertos?
Pensádlo bien, por que a mi me parece la misma locura separar en pequeños trozos las ideas, al mundo, a nosotros mismos, a nosotros y los demás, que separar a los despiertos de los que no lo están.

¿Por qué voy yo a estar más despierto que mi vecino? ¿Sólo por que yo me siento en Zazén y mi vecino no?

Creo que cometemos siempre el mismo error de base y acabamos separando, porque forma parte de nuestra naturaleza.
Y debemos aceptarlo, hay una parte "separadora" que está insertada en nosotros, sucesos existenciales, que nos obliga a partirlo todo en "clases" y ponerlo en cajones mentales. Y está bien, lo acepto.
Y aceptando esta idea - no es más que una idea - puedo aceptar perfectamente que cada vez que me siento en Zazén me ilumino, despierto. Cuando presto atención a mi respiración y el observador y lo observado dejan de "ser", hay despertar en ello. Pero también he de aceptar que mi vecino, que se levanta temprano a diario y al cual le pasa desapercibido el amanecer, algo que no debería pasar desapercibido para nadie que esté en sus cabales, por que cada día hay uno y cada día es diferente, hermoso y totalmente insuperable, tiene sus momentos despiertos, donde todo lo ve un poco más claro, cuando abraza a su nieto por primera vez, cuando ha estado al borde de la muerte o cuando, simplemente escucha una canción "que le revuelve por dentro".

¿Qué diferencia podría haber en todo esto, si todos somos "el suceso"?

----------------------------------------------------------------------------

8 comentarios:

  1. Bueno, puedes "suceder" en este mundo sufriendo o sin sufrir, esa es la propuesta de Buddha.
    Tu vecino igual sufre más que tú y tú más que una persona más avanzada en la compresión del Dharma (Anatta/Sunyatta, especialmente)

    ¿Estamos todos despiertos? Si por despierto se entiende ver la realidad tal como es (es decir que, por ejemplo, no hay yo). Está claro que no.

    Si por despierto se entiende la cesación del sufrimiento, está claro que tampoco.

    Si por despierto se entiende ver la vacuidad de los fenómenos, idem

    Si por despierto se entiende la unidad con todo, más de lo mismo. :)

    Sea eso poco importante o no, ya depende de cada cual.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Petitcalfred, si eres de los que piensan que hay despiertos y durmientes, separas los sucesos. Es la forma de ver habitual en un Budista, así que no tengo mucho que decir. Sólo son ideas, opiniones, y el conjunto de ellas forman el mundo de "maya". Yo pienso que no hay ninguna diferencia entre unas personas y otras. Creo que todos creamos "el suceso" y la calificación de despiertos (Budas) o no, sólo es una calificación mental más. Por oro lado, si pienso que no todos estamos despiertos, pienso que hay "algo que alcanzar" por parte de alguien, y esa no es mi experiencia cuando tomo atención a lo que sucede. Me gusta mucho tu blog, gracias por compartir. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Oh, muchas gracias por tus amables palabras. ¿Qué quieres decir con "separas los sucesos"?

    ¿El zen no es budismo? (lo digo por la frase "es la forma de ver...")

    Te aseguro que hay gran diferencia entre una persona que ya tan solo ha tenido algún despertar menor (kensho los llamais en el zen) y lo que era antes... no puedo ni pensar en alguien totalmente despierto y la liberación que eso supone...

    Aunque conozco la teoría del zen-soto de la práctica-iluminación y sé que es otro camino, no creo que Dogen ni ninguno de sus sucesores dijera jamás que "todo el mundo está iluminado", aún así estoy abierto a escuchar... pero creo que es un malentendido, otra cosa es saber que todo el mundo tiene dentro el potencial para serlo, eso sin ninguna duda... pero como dice la parábola, el mendigo que vive con un diamante en el bolsillo, si no lo sabe, ni lo encuentra, sigue siendo pobre... :(

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando me refiero a "los sucesos" me refiero a eso. Si separas despiertos de no-despiertos, separas los sucesos y me gustaría poder explicártelo mejor, pero no se cómo. Aunque el título del blog nombre la palabra "Zen", mi forma de escribir, expresarme y experimentar no se encasilla en ninguna práctica ni escuela, sino que es un humilde blog de alguien que empezó a leer un libro de Zen, hace ya ocho años. Para mi, y te vuelvo a decir que sólo es mi forma de verlo y no es ni más ni menos importante que la tuya, no hay nada que alcanzar, puesto que cualquier suceso, que no es nada más que "el suceso", está iluminado, despierto. No veo "clases" en el despertar. No creo en lo que dijo Dogen, ni en lo que dijo Siddharta. No son totems para mi. No tengo totems, ni me aferro a ninguna idea. Leo todo lo que viene a mis manos, no quito razón a nada. Y el hecho de estar hablando de mi desde hace un rato denota que, sin embargo, el "yo" que viene y va en mi cabeza sigue latente. Y lo sé, y lo acepto. No se qué más decirte, no se nada especial, sólo tengo un teclado para escibir e ideas que vienen y van, pero sólo son ideas, impulsos en mi mente. No hay dogma en estas páginas, solo un "yo" que escribe sobre que ese "yo" es sólo una idea. Te animo a seguir escribiendo, lo haces muy bien. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, espero que sigas comentando si te apetece, todos aprendemos. Te abrazo.

      Eliminar
    2. Será un privilegio seguir aprendiendo juntos :)

      Eliminar